Las actividades culturales en el Empordà son atracción turística de interés nacional e internacional desde hace casi un siglo. Esta zona de Catalunya es una cruz en el mapa para viajeros de toda Europa.

Su idiosincrasia es realmente singular, aunque muchos de sus visitantes no pueden evitar compararla con la Toscana por los tonos ocres, naranjas y azules que regalan sus paisajes: su entorno natural, las construcciones de piedra y el mar.

Entre sus visitantes más ilustres no podemos olvidar a Salvador Dalí, Josep Pla, Ernest Hemingway o Truman Capote. La predilección por esta comarca no solo marcó profundamente sus obras o sus trayectorias profesionales, sino que también sus vidas.

Las playas y las zonas costeras focalizan gran parte de la atención, especialmente en verano. No obstante, durante todo el año el turismo cultural en el Empordà atrae personas interesadas en descubrir lugares más allá de los que conoce absolutamente todo el mundo.

Casa Anamaria, hotel & villas, es una masía restaurada considerada como uno de los hoteles de lujo más especiales de la zona. Su ubicación, en Ollers, pueblo que pertenece a Vilademuls, permite a sus visitantes disfrutar de dos comarcas ricas en patrimonio, oferta y cultura: Pla de l’Estany y Empordà.

En esta ocasión, os ofrecemos un listado de actividades culturales para disfrutar durante vuestra estancia inolvidable en Casa Anamaria entre experiencias gastronómicas, sesiones de spa o actividades de turismo activo.

5 actividades culturales en el Empordà cerca de Casa Anamaria

  1. Castillo San Fernando

Está considerado como la Fortaleza abaluartada más grande de Europa y está declarado Bien de Interés Cultural, catalogado como Monumento Histórico Artístico. Es una fortaleza militar de grandes dimensiones construida en el siglo XVIII. En las cisternas situadas bajo el patio de armas caben 9 millones de litros de agua.

  1. Canónica de Santa María de Vilabertran

Bien de Interés Cultural desde 1930. En la Edad Media congregó canónigos bajo las normas de San Agustín. También llegó a hospedar peregrinos que se dirigían a Tierra Santa. La belleza que esconde su interior es superlativa. Una de las visitas más sorprendentes de la zona.

  1. Las ruinas de Empúries

El yacimiento arqueológico grecorromano más importante de Catalunya está en Empúries. Situado en la Costa Brava, fue un enclave de gran relevancia histórica como entrada a la península ibérica de los romanos. Los restos que se conversan son testimonio de una vida anterior apasionante.

  1. El puente de Besalú

Besalú es uno de los pueblos más visitados de Catalunya. Su excepcional arquitectura medieval es uno de sus grandes atractivos. El Puente Medieval, con sus arcos y sus torres, es el monumento más característico de Besalú y el motivo por el que querer volver una y otra vez.

  1. Más construcciones medievales

El Castillo dels bisbes de Girona (siglos XI-XII), el castillo de Peratallada (siglos X-XI), la iglesia de Sant Esteve de Peratallada (siglo XIII) o la iglesia de Sant Pere (siglo XI) son una opción inmejorable para una excursión. Estamos hablando de templos medievales únicos.

Las actividades culturales en el Empordà no tienen fin. Reserva tu estancia en Casa Anamaria y diseña tú mismo la aventura que quieres protagonizar.