Las actividades culturales y naturales en el Empordà llaman la atención por su gran diversidad. Es una zona natural por donde han pasado y se han instalado las civilizaciones griega, romana e ibérica. Esto ha marcado el carácter de las personas y también el paisaje y la arquitectura dando lugar a numerosos pueblos con encanto.

Por un lado, el arte románico tiene una gran influencia en la zona, conocida principalmente por sus monasterios, abadías agustinianas y castillos elevados. Por otro lado, el arte gótico también tiene cabida en el Empordà con la iglesia de Santa María y la arquitectura civil.

A principios del siglo XX, Cadaqués pasó a ser el epicentro artístico de vanguardia concentrando infinidad de artistas de todo el país. Salvador Dalí convirtió la zona en una referencia para al corriente surrealista. De hecho, tanto Figueres como Cadaqués representan una parte importante de la vida y la obra deDalí.

Aun así, también es la región megalítica más importante de Cataluña. Entre la sierra de Rodes y de la Albera se encuentran más de un centenar de dólmenes y menhires.

Quieres conocer las actividades más originales del Empordà?

8 actividades culturales y naturales en el Empordà

  1. Canónica de Santa Maria de Vilabertran

El ejemplo mejor conservado de las canónicas agustinianas medievales está en el Empordà y es la Canónica de Santa Maria de Vilabertran, creada por Pere Rigau siguiendo las disposiciones de la iglesia para luchar contra las imposiciones nobiliarias de la época y las variaciones morales de sus miembros. Uno de sus edificios y el más emblemático es la iglesia, donde se puede ver la transición en la arquitectura de los siglos XI y XII. En el interior, se encuentra una cruz procesional, que es la pieza de orfebrería gótica más grande de Cataluña.

  1. Paraje Natural de la Albera

El tramo oriental de los Pirineos se denomina sierra de la Albera, desde el Pertús hasta el mar. Tiene unos 25 km de longitud y las cumbres principales son el Puig de los Pastores (1167 m), el Puig Neulós (1257m), el Puig de los Cuatro Termas (1156 m) y el Pico de Sallafort (992 m). El Paraje Natural de interés Nacional del Albera es un monumento natural que forma parte de los municipios de La Jonquera, Espolla y Rabós.

  1. MUME. Museo Memorial del Exilio

El Museo Memorial del Exilio (MUME) es un espacio que invita recordar la historia y a reflexionar. Está situado en el mismo paso fronterizo por donde huyó la mayor parte de los exiliados durante la Guerra Civil en España y Cataluña. Se puede encontrar el museo donde hay una exposición permanente, pero también temporales. Se trata de una ventana al pasado pero también a la actualidad, puesto que los exilios han sido una constante en la historia del siglo XX.

  1. Museo del Juguete de Cataluña

El Museo del Juguete de Cataluña se inauguró en 1982 y representa una expedición en dirección a la historia del juguete en Cataluña. Un viaje a la infancia paseando entre más de 4.000 piezas: teatrines, juegos de construcción, caballos de cartón, coches, muñecas, peonzas y mucho más. Con algunos de ellos habían jugado personalidades como Joan Brossa, Quim Monzó, etc.

También se encuentra un espacio dedicado a los primeros veinte años de Dalí con sus juguetes y otros recuerdos. Se puede pasear escuchando la música de Pascal Comelade y de Erik Satie.

El Museo del Juguete de Cataluña ha recibido, entre otras, el premio Nacional de Cultura Popular 1999 y la Cruz de San Jorge 2007.

  1. Las fortalezas del Empordà

Girona era la frontera entre el mundo árabe y el cristiano en épocas pasadas. Actualmente todavía se encuentran grandes castillos de tiempos de reyes, cuentas y caballeros. Se conservan intactos y se pueden visualizar la estructura, las murallas, otras ruinas y construcciones.

  1. Parque Natural dels Aiguamolls

El Parque Natural dels Aiguamolls de l’Empordà es una de las zonas naturales más conocidas y emblemáticas de Cataluña. Es una de las dos zonas húmedas de Cataluña y se encuentran estanques, cercados y prados inundables en la confluencia de los ríos Muga y Fluvià. Además constituye un hábitat privilegiado por la fauna, especialmente, los pájaros acuáticos.

  1. Monasterio de Sant Pere de Rodes

El conjunto monumental de Sant Pere de Rodes, es uno de los numerosos testigos de la arquitectura románica catalana, de hecho es uno de los que tienen una arquitectura más sofisticada. Forman parte el monasterio de Sant Pere, el pueblo de Santa Cruz y el castillo de Verdera, que se encuentra en el coro del Parque Natural del Cabo de Creus. La visita a este conjunto monumental permite descubrir en un mismo lugar espacios naturales y construcciones que representaban los tres estamentos que se encontraban en la sociedad medieval: los religiosos, los nobles y los campesinos.

  1. Castillo de Verdera

Durante el dominio de los condes de Empúrias se construyó el castillo de Verdera en el siglo X. Se encuentra en el punto más alto de la sierra de Rodes, a 670 m de altura, desde donde se puede ver una panorámica excepcional. Durante la época medieval fue un enclave con un gran valor estratégico y militar a causa de su ubicación, situada en un lugar de difícil acceso y con un gran dominio visual.

Casa Anamaria, hotel & villas es una casa patricia única situada en epicentro de un pueblecito rural donde podrás desconectar y alojarte mientras disfrutas de estas actividades. Ya puedes reservar en la web, ¡estás a 3 minutos de vivir una experiencia única!