Una escapada romántica en la Costa Brava debe ser mucho más que champán, ostras y pétalos de rosa. Un fin de semana en pareja debe ser algo especial, algo que sorprenda, enamore y cautive. Por eso mismo, no puedes dejarte llevar por planes o destinos que no se salen de lo convencional.

El primer punto, y más importante, es elegir bien el lugar donde te alojas. Un hotel excelente puede mejorar exponencialmente un destino, de la misma manera que uno deficiente puede empeorar considerablemente la experiencia.

La comodidad, la singularidad o la exclusividad son elementos que deben definir tu alojamiento. Casa Anamaria, hotel & villas, es uno de estos lugares con capacidad para sorprender y vivir una escapada romántica en la Costa Brava que nos haga disfrutar desde el primer minuto. Por su entorno, por sus servicios, por el ambiente que se respira. Es un lugar que no decepciona.

Si sigues dándole vueltas a todo lo que debe tener un fin de semana romántico, sigue leyendo. Te detallamos algunos puntos que sí o sí no deben faltar.

5 tips para una escapada romántica en la Costa Brava

  1. Un entorno único

No puede satisfacerte cualquier lugar. Busca uno con magia: en un entorno natural, rodeado de naturaleza, bosques y campos. Déjate seducir por los hoteles escondidos en parajes naturales, alejados de cualquier vecindad, donde se respire un ambiente exclusivo y sientas que verdaderamente estás en un sitio especial.

  1. Habitación equipada

Amplias ventanas exteriores con vistas, camas king-size y queen-size, espacios con sofás o sillones para descansar o para la lectura, cuartos de baño con ducha de efecto lluvia y bañeras, conexión wi-fi, minibar, televisión Full HD… No te conformes con menos si puedes tenerlo todo. La Junior Prestige de Casa Anamaria es una suite que no tiene ningún pero.

  1. Una cena de altura

Una cena romántica tampoco puede faltar. A algunas personas se les conquista por el paladar y algunos restaurantes lo consiguen con éxito. Para estas ocasiones, no podemos buscar otra cosa que no sean creaciones sorprendentes y atrevidas que ofrezcan una visión en perspectiva del lugar con productos de excelente calidad.

  1. Momentos de relax

Seguramente una de las cosas que se buscan en una escapada romántica de un par de días es vivir momentos de relajación y conseguir ese descanso que necesitamos para retomar la rutina con más energía. Contratar un paquete relax que incluye masaje, piscina, yoga o pilates puede complementar la experiencia perfectamente.

  1. Lugares con encanto

La Costa Brava está repleta de lugares con encanto para pasear o para hacer cualquier tipo de turismo: cultural, ocio, deportivo… Aunque el hotel esté apartado y ese sea su encanto, es de gran valor que esté conectado con pueblos o lugares de interés.

En Casa Anamaria no solo somos el lugar elegido por excelencia para este tipo de escapadas, sino que también tenemos packs exclusivos de fin de semana romántico para facilitarte aún más la experiencia. ¿Os animáis?