Casa Anamaria, el hotel ideal para familias en la Costa Brava

Que agosto se termine no significa que las vacaciones se hayan terminado. ¡Ni mucho menos! El mes de septiembre sigue ofreciéndonos todo lo que podemos esperar de una escapada en un hotel ideal para familias, o incluso podemos hablar de ciertas ventajas: climas más suaves, menos visitantes, precios más competitivos e incluso una oferta de actividades igual de atractiva. 

Cuando estamos decididos a hacer unas pequeñas vacaciones, el problema que se plantea entonces es elegir el lugar más adecuado teniendo en cuenta diferentes variantes, que al final no dejan de ser muy personales. En este punto, si estás buscando un lugar que respire exclusividad, con todo lo que adultos y pequeños pueden buscar, una localización idílica o una propuesta gastronómica de bandera, no puedes escoger otro sitio que no sea Casa Anamaria.

¿Por qué es Casa Anamaria un hotel ideal para familias?

La historia se entremezcla con la naturaleza

Estamos hablando de una casa patricia espaciosa ubicada en una aldea rural, rodeada de jardines espectaculares, naturaleza, bosques y campos. Nada de vecinos: sus 4 puntos cardinales tienen como trasfondo los Pirineos. Además, se trata de una antigua masía que se remonta a los tiempos de Pedro IV El Ceremonioso, Rey de Aragón y Cataluña.

Como si fueras un rey o una reina

Casa Anamaria cuenta con 28 habitaciones con un factor denominador común: un confort que te hará sentir como un rey o una reina. Las vistas nada más levantarte te darán la sensación de que efectivamente estás en un lugar único. Además, si lo desean, las familias o grupos de amigos tienen a su disposición alquilar Villa Ana y Villa Maria.

Relájate… o ponte en marcha

Si algo caracteriza a las estancias de Casa Anamaria es un relax profundo: las sesiones de spa o la piscina exterior de agua salada entre vegetación bien lo pueden avalar. No obstante, hay tiempo para todo: juega al tenis, sal a correr, visita las playas más cercanas o recorre en bicicleta los alrededores. Vive en mayúsculas tus vacaciones… V-I-V-E.

“Come y bebe que la vida es breve”

Este refrán invoca al Carpe Diem, que a veces puede ser simple literatura, pero cuando tienes a tu alcance un restaurante con un chef con una Estrella Michelín, tiene muchísimo más significado. ¿No creéis? En el restaurante de Casa Anamaria puedes degustar las elaboraciones más singulares de Víctor Trochi acompañadas de un espléndido maridaje. 

No te conformes con cualquier lugar para pasar tus vacaciones. Elige algo excepcional. ¡Te esperamos en Casa Anamaria!