Existen secretos que no se cuentan, que solo se disfrutan. Pero, puestos a disfrutarlos, mejor compartirlos con las personas que más nos importan. El amor siempre interpreta un papel protagonista en el mes de febrero, así que preciso momento es este para añadir una ubicación ideal a la escena: un hotel rural romántico en Girona.

¿Pero realmente es necesario que sea San Valentín para vivir una escapada romántica? Definitivamente, no. El amor no pide permiso, no se planifica, no se piensa. Simplemente aparece: para que lo cuides, lo mimes y lo vivas intensamente. Y para esto, no todo se reduce a una única fecha.

Casa Anamaria, hotel & villas, es un lugar idílico en el corazón de Girona que permite vivir escapadas románticas durante todo el año. Con frío o con calor, con sol o con nieve, en invierno y en verano. La magia del lugar se convierte en el perfecto nido de amor de parejas que quieren desconectar de la rutina y conectar con ellos mismos, entre ellos y con la naturaleza, mientras disfrutan de los servicios que tienen a su alcance.

A continuación, y aprovechando que nadie nos escucha, detallamos algunos de los secretos que ha permitido a esta casa patricia consolidarse como una de las mejores destinaciones turísticas para visitantes que buscan una experiencia romántica.

Los 5 secretos de Casa Anamaria, un hotel rural romántico en Girona único

  1. Una historia por contar. La antigua masía Villa Maria, hoy totalmente renovada y que forma parte del complejo hotelero, fue durante un breve periodo la residencia de Pedro IV El Ceremonioso, Rey de Aragón y Cataluña.
  2. Arte tangible. El hotel está rodeado de dos hectáreas de jardines únicos, hermosos y ordenados que fueron diseñados por el paisajista Martirià Figueras. Puro color.
  3. En la intimidad. Ollers, pueblecito diseminado que pertenece a Vilademuls, tiene 59 habitantes (datos del 2007). En este lugar, en la completa naturaleza, es donde se ubica Casa Anamaria. La tranquilidad se respira por los cuatro costados.
  4. Días que son para siempre. Las instalaciones de Casa Anamaria no solo se han convertido en el lugar idóneo para escapadas románticas, sino que durante su historia más reciente han sido testigo de la celebración de bodas de todo tipo.
  5. Sabor y más sabor. El restaurante de Casa Anamaria, que propone una oferta culinaria basada en productos de proximidad, combina tradición e innovación. Para no solo enamorarte aún más de tu pareja, sino para también hacerlo de una experiencia gastronómica sin parangón.

¿Quieres vivir una experiencia romántica en un hotel rural que jamás olvides? Protagoniza tu propia película de amor. Reserva en menos de 5 minutos y haz que cada día sea 14 de febrero.